SUEÑOS: QUÉ SON, TIPOS Y SIGNIFICADO

¿Qué Son Los Sueños?

Todas las personas en algún momento de su vida se han hecho estas preguntas ¿Qué son los sueños? y también ¿Por qué soñamos? Trataremos de responder a estas preguntas de la mejor forma posible.

Podemos definir los sueños como las experiencias compuestas por sensaciones, imágenes y sonidos que tienen lugar durante el acto de dormir.

Los sueños están producidos gracias al resultado del complicado proceso que implica tanto a los recuerdos como al hipocampo, región del cerebro asociada a la memoria.

Ahora que ya conocemos la definición del sueño, debemos preocuparnos por la otra pregunta importante ¿Por qué soñamos?

A lo largo de la historia son muchos los estudios realizados para analizar el cerebro humano. Algunos de estos están vinculados con el proceso de ensoñación. Las conclusiones científicas obtenidas acerca de averiguar el motivo por el cual soñamos, defienden que durante el sueño, el organismo lleva a cabo actividades imprescindibles.  Una de ellas es la reparación cerebral que se produce cuando dormimos. Durante el sueño, nuestro cerebro contrae las células cerebrales, eliminando de este modo los residuos y permitiendo la circulación más fluida del líquido cefalorraquídeo. También se consigue eliminar la fatiga y consolidar la memoria. Por este motivo si eres estudiante y quieres que tu cerebro asimile todo lo estudiado, deberías irte a la cama pronto antes de un examen.

Un ser humano pasa una tercera parte de su vida durmiendo. Estamos hablando de más de 20 años. Y es que una persona puede llegar a estar entre 1 y 2 meses sin comer antes de morir, pero no más de 1 mes. El récord de tiempo sin dormir lo tiene Randy Gardner, que se mantuvo 11 días despierto.

Fases Del Sueño

En los adultos, el sueño nocturno con una duración de ocho horas se organiza en 4 ó 5 ciclos de entre 90 y 120 minutos, durante los cuales se pasa a un estado de somnolencia en la primera fase, al ligero en la segunda fase, al sueño lento o profundo en la tercera fase y en la cuarta y última al sueño MOR. Si dividimos las distintas fases su distribución sería la siguiente: 5% – 50% – 20% – 25%.

Se distinguen dos estados del sueño:

Sueño sin movimientos oculares rápidos (sueño no MOR, o NMOR; NREM en inglés). En este primer estados nos encontramos con tres fases:

Fase I:

Es la fase del sueño ligero, en la cual tiene lugar la transición desde la vigilia a la somnolencia. En esta etapa se produce la desaparición de las ondas alfa (α), de amplitud de onda alta y regular, y la aparición de ondas theta (θ) de amplitud baja y frecuencia mixta. La fase uno del sueño se caracteriza por los movimientos oculares lentos “en balancín”, enlentecimiento de los latidos cardíacos, escasa duración (minutos) y fácilmente interrumpible.

Fase II: 

En esta fase se produce la aparición de complejos K, descargas lentas y negativas (hacia arriba), de elevada amplitud, y continuadas por una deflexión positiva (hacia abajo). También nos encontramos los husos de sueño, que son descargas de alta frecuencia de menor duración y una amplitud caracterizada por las subidas y bajadas. Nula actividad ocular.

Fase III:

En esta fase es cuando nos encontramos con mayor profundidad en el sueño. Los husos del sueño pueden persistir, siguiendo sin haber actividad ocular. Esta fase es conocida como la fase de ondas lentas o sueño profundo.

Fase IV:

En esta fase tiene lugar el sueño con movimientos oculares rápidos (MOR; REM en inglés). Tiene lugar una actividad más lenta con deflexiones negativas superficiales (ondas en diente de sierra). Se producen movimientos oculares rápidos parecidos a los observados en personas que están despiertas y con los ojos abiertos. Es en esta etapa es cuando se producen los sueños, llamada “fase onírica”. A lo largo de la noche es normal que se produzcan entre 4 y 6 ciclos de esta fase.

Tipos De Sueños

Sueños Premonitorios

Son aquellos sueños en los que parece que nos anticipamos al futuro. Experimentamos una situación que después sucede en la realidad. Muchos de estos sueños están relacionadas con desgracias, como algún accidente o muerte de un familiar. También se pueden tener este tipo de sueños sobre uno mismo.

Sueños De Visitas

Son sueños en los que puedes ver o interactuar con personas ya fallecidas. Esta clase de sueños suelen ser tranquilizadores, transmitiendo una sensación de paz. Suelen suceder tras pérdidas recientes de un ser querido. Son como la despedida que nunca se tuvo con aquella persona.

Sueños Lúcidos

En estos sueños la persona es consciente de que está soñando. Lo podríamos comparar con la película Origen de Christopher Nolan, donde los protagonistas se adentran en los sueños de otra persona. Es posible incluso llegar a cambiar algunos aspectos del sueño. Se puede entrenar la capacidad para conseguir esta clase de sueños.

Sueños Compartidos

En este tipo de sueño, dos personas sueñan lo mismo o son muy similares compartiendo detalles o sucesos. Es difícil comprender cuanta cantidad de estos sueños podemos tener, ya que tendríamos que preguntarle a los demás lo que han soñado para saber si guardan alguna relación.

Sueños Anidados

A veces soñamos que nos despertamos pero realmente se trata de un sueño, y es entonces cuando nos despertamos de verdad. Esto recibe el nombre de “falso despertar”. Si continuas soñanando en lugar de despertarte entonces has experimentado un sueño dentro de otro sueño, conocido como sueño anidado.

Sueños De Ideas O “Eureka”

Son sueños que ayudan con la resolución de un problema o en los que se producen ideas extraordinarias. Son muchos los inventores, escritores y músicos entre otros, que han afirmado haber tenido uno de estos sueños con ideas que les han ayudado a realizar obras maestras.

PESADILLAS

Todas las personas hemos sufrido alguna vez en nuestra vida de una pesadilla. Pero sabemos realmente ¿qué es una pesadilla?

Podemos definir la pesadilla como una parasomnia relacionada con el sueño REM. La persona que duerme sufre de una pesadilla cuando tiene un sueño que se caracteriza por el miedo y la ansiedad que puede llegar a despertarle. Las pesadillas pueden ser consideradas un trastorno del sueño cuando por su frecuencia e intensidad interfieren con la actividad cotidiana de la persona. Las pesadillas tienen lugar durante los períodos de sueño con movimientos oculares rápidos (fase MOR en español, fase REM en inglés). En esta fase del sueño, el sujeto permanece inmóvil mientras está durmiendo. Son más frecuentes en la segunda mitad de la noche durante la infancia o adolescencia. No se debe de confundir las pesadillas con los terrores nocturnos. En los segundos la persona que los sufre no despierta de forma súbita como con las pesadillas y puede provocar reacciones con gritos y movimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *