SONAMBULISMO: QUÉ ES, CAUSAS Y REMEDIOS

¿Qué Es El Sonambulismo?

El sonambulismo puede definirse como un trastorno del sueño en el cual, la persona que se encuentra dormida puede levantarse, caminar, hablar y comportarse como si estuviera despierta, no recordando nada de los actos llevados a cabo al despertarse. Este desorden del sueño sucede durante la fase profunda del sueño.

Los niños y adolescentes son aquellos que lo sufren con mayor frecuencia. Un estudio demostró que el mayor repunte de sonambulismo tenía lugar entre los niños con edades comprendidas entre los 11 y 16 años. Puede tener una fuerte carga hereditaria, dando la posibilidad de que si ambos padres sufren de episodios de sonambulismo, su hijo tiene muchas probabilidades de padecerlo.

Muchas personas piensan que no se debe despertar a un sonámbulo, ya que puede volverse agresivo y provocarles daños físicos. Esto no es del todo cierto, aunque sí podría darse el caso. Y es que más que el hecho de despertarle, lo que en realidad importa es la manera de hacerlo. Si se realiza de la forma adecuada, la persona sonámbula no debería de sufrir más que una ligera desorientación o sentirse confundido. En cambio, si se trata de despertar con gritos o sacudiéndolo, puede reaccionar de una forma imprevista. Lo mismo sucede si despiertas a una persona que no padece de sonambulismo mientras se encuentra durmiendo.

Es cierto que las personas sonámbulas pueden provocar graves daños a los demás, pudiendo incluso llegar a matarlas sin desearlo. Aunque hay un número de expertos que opinan que en tales casos extremos los pacientes tenían problemas psicológicos, o bien habían utilizado la excusa de esta enfermedad del sueño para llevar a cabo el acto violento. La realidad es que los sonámbulos corren más riesgo de dañarse a sí mismos que a otros. Esto se debe a que una persona sonámbula no sabe exactamente que está haciendo, de modo que pueden realizar actividades peligrosas, como andar por el medio de la calle o llegar a autolesionarse.

Por último, cabe destacar que en los últimos años se ha comprobado que el sonambulismo adulto es una enfermedad más grave de lo que se creía, pudiendo afectar negativamente a la salud de quién la padece. Así lo explica Yves Dauviliers, director del Laboratorio del Sueño del Hospital de Montpellier (Francia) “Hemos visto una mayor frecuencia de síntomas durante el día como somnolencia, fatiga, insomnio, depresión y ansiedad así como una calidad de vida alterada en los pacientes con sonambulismo cuando se les compara con voluntarios no sonámbulos”. El director opina que “lo que generalmente se considera una enfermedad benigna, el sonambulismo adulto, es una enfermedad potencialmente grave y las consecuencias de los episodios de sonambulismo no deben ser ignoradas”.

 

Causas Del Sonambulismo

No se sabe exactamente cuáles son las causas que provocan este desorden del sueño, pero los expertos apuntan a que podríamos señalar a las siguientes como posibles causas:

Genética

No se sabe muy bien cuáles son las causas que producen este trastorno del sueño. Lo único que se sabe con cierta certeza es que el sonambulismo tiene una fuerte carga genética. Esto quiere decir que si uno de los padres lo ha padecido, es probable que su hijo también lo sufra, aumentando las probabilidades hasta un 50% si ambos padres han tenido algún episodio.

Calidad Del Sueño

En todos los estudios que han tratado de analizar esta enfermedad del sueño y averiguar más sobre ella, las conclusiones que han sacado es que al igual que con el insomnio es de vital importancia tener un sueño de calidad. Según los estudios, aquellas personas que no habían dormido bien (tiempo y calidad) sufrían con mayor frecuencia episodios de sonambulismo. Por este motivo aquellas personas que sufran de falta de sueño pueden estar más predispuestas a padecer esa noche de sonambulismo.

El cerebro

El sonambulismo afecta en su mayor parte a los infantes, pero a medida que este crece los episodios tienden a desaparecer solos. Esto refleja que el cerebro juega un papel importante al igual que con el resto de patologías relacionadas con el sueño, como el insomnio. Les sucede lo mismo a las personas mayores o con problemas neurodegenerativos como el Alzheimer.

El abuso del alcohol, sedantes y medicamentos

Todo aquello que perjudique el sueño y favorezca el dormir mal, le pasara factura a tu organismo.  El alcohol provoca un sueño profundo al igual que los sedantes favoreciendo al sonambulismo, lo mismo sucede con efectos secundarios de algunos medicamentos. El alcohol al contrario de lo que se piensa no ayuda a dormir bien, ya que a pesar de hacer que duermas rápido, también te despierta teniendo un descanso fragmentado.

Ansiedad y estrés

Es frecuente que los inicios del sonambulismo coincidan con momentos de problemas que provocan estrés y ansiedad. Es por ello que algunos sonámbulos cuando se levantan a medianoche tratan de realizar aquellas tareas en las que estaban pensando o van a ciertos lugares.

 

Remedios Y Recomendaciones Contra El Sonambulismo

Si ha leído toda la información sobre el sonambulismo que tenemos en nuestra web, ya sabrás que hay un gran desconocimiento sobre este desorden del sueño. Por el momento no se ha encontrado ningún tratamiento efectivo contra el sonambulismo. Lo más recomendable es que asista a un profesional que le diagnostique y ayude con un tratamiento según el caso.

Para tratar de paliar los efectos del sonambulismo se pueden seguir las mismas recomendaciones que para el insomnio. Todo se reduce a tratar de conseguir conciliar el sueño de forma adecuada tanto en calidad como en duración. Esto es, sin interrupciones, tener un sueño reparador y con una duración no menor a las 8 horas.

Algunas de las pautas recomendadas son:

-Establecer un horario regular para dormir y despertarse. De esta forma el cuerpo se acostumbra al horario marcado.

– Prepararse para dormir: Relájese, no vea la televisión o cualquier otra pantalla antes de acostarse, haga sus necesidades, la cuestión es indicarle al cuerpo que es hora de dormir y no crear ninguna distracción que haga desvelarnos.

– Tener en cuenta los medicamentos ingeridos. Muchos medicamentos tienen efectos secundarios relacionados con la mala calidad del sueño. Si está tomando medicación para tratar de dormir mejor, puede que le interese leer información respecto a remedios naturales.

– No tomar sustancias excitantes horas antes de ir a dormir.

– No realizar ejercicio físico o cualquier otra actividad que altere el estado de relajación del cuerpo y la mente.

– Reducir el estrés y la ansiedad.

– Tratar de no despertar al sonámbulo durante un episodio a ser posible, lo recomendable sería ayudarle a volver a la cama.

– Retirar cualquier objeto que pueda resultar peligroso: objetos punzantes, objetos que puedan provocar caídas…

– Asegurar puertas y ventanas para evitar que la persona sonámbula salga a la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *